Psicología, Ética y

Derechos Humanos

Facultad de Psicología / Universidad de Buenos Aires

  • Facebook
CINE y adicciones
Don Jon

Don Jon

Don Jon es un Don Juan hipermoderno. Jon Martello (Joseph Gordon-Levitt) vive solo en su departamento. Jon es un joven estadounidense soltero dedicado a cumplir con varios rituales cotidianos: el levantarse y tender la cama, el levantar pesas en el gimnasio, el trabajo (que en el film está presente por dos o tres menciones), una salida nocturna semanal a un mismo boliche con sus 2 amigos, un encuentro sexual ocasional y no repetible con alguna mujer que conoce en ese boliche después de valorarla, con ellos, en una escala del 1 al 10 (o, para ser preciso, del 8 al 10, dado que sólo en ese rango la mujer puede ser un blanco para él), la iglesia los domingos, la confesión sacramental de sus pecados cuya consecuencia es una penitencia que consiste en rezar un número casi invariable de padrenuestros y avemarías (que la cumple mientras levanta las pesas), el almuerzo semanal con la familia y… con cada inicio de semana, recomienza el ciclo. Pero además de los rezos, en esta rutina hay algo más que se contabiliza, las masturbaciones que este Don Juan acumula semanalmente y cuya suma confiesa en su ritual dominical con el sacerdote.

Con textos de:

          Don Jon: sobre la adicción a la pornografía por: David González

Recorte cinematográfico: